Los Aceites Portadores

     Son aceites vegetales puros y sin refinar que se usan para diluir los aceites esenciales utilizados para dar masajes o que, a través de algún compuesto, van a estar en contacto directo con la piel. A excepción del de lavanda, que se puede usar directamente sobre la epidermis, los aceites esenciales son demasiado concentrados para ser utilizados sin diluir.

     Los aceites vegetales que se emplean como portadores deben obtenerse por prensado en frío y filtrados sin adición de solventes. Asimismo, deben estar libres de aditivos sintéticos, colorantes e impurezas. No deben usarse aceites minerales, ya que no penetran en la piel, además, pueden inhibir o debilitar la acción de los aceites esenciales.

     La función de estos aceites portadores es ayudar a la penetración de las esencias y sus propiedades beneficiosas en el organismo; deben ser ricos en ácidos grasos naturales y pueden incluir vitaminas A y E, que en sí mismas sirven para nutrir y regenerar la piel. Los aceites portadores de semillas suelen contener potasio y magnesio, y el aceite de semillas de sésamo es, además, rico en calcio.

Principales aceites portadores:

    * Aceite de aguacate.  Es uno de los aceites portadores con mayor capacidad de penetración. Es ideal para pieles secas y curtidas. Es muy nutritivo y con un alto contenido en vitaminas y minerales, como la A, la E y las del complejo B. Si se desea aumentar al máximo el poder de penetración, debe añadirse un 10% de este aceite a la leche de almendras o al aceite de pepitas de uva. Es bueno para masajear tejidos grasos.

     * Aceite de semillas de albaricoque.  Es un buen aliado para mantener la piel en estado saludable y regenerar los tejidos externos. Su ligera condición le permite penetrar con rapidez y suavizar las epidermis más castigadas.

    * Aceite de almendras dulces o leche de almendras.  Es el aceite portador más adecuado para el masaje. Es de gran calidad y muy apreciado en los países orientales. Gracias a su suavidad no irrita ni las pieles más sensibles o ajadas por la edad. Lubrica, suaviza y da elasticidad a la epidermis, evitando la aparición de arrugas. Contiene algunas vitaminas del grupo B.

     * Aceite de avellanas.  Es muy penetrante y con gran capacidad nutritiva, por lo que contribuye a evitar la deshidratación de la piel.

     * Aceite de caléndula.  Se extrae de las flores de caléndula y suele mezclarse con otro aceite portador como la leche de almendras. Contiene los aceites esenciales de la planta de la que procede, y ayuda a reducir las inflamaciones y a rejuvenecer los tejidos.

     * Aceite de coco.  Es la versión más ligera de su tipo. Tiene una textura singular, escasamente oleosa y, por la facilidad con que se extiende, está considerado el vehículo ideal para la mayoría de los aceites esenciales. Su precio es más alto que el de otros aceites portadores.

     * Aceite de germen de trigo.  Este aceite es muy rico en vitamina E, por lo que tiene notables propiedades curativas. Se incluye en las mezclas por su poderosa capacidad conservante y antioxidante. Puede añadirse un 10% de este aceite a cualquier mezcla. Es muy beneficioso para tratar pieles secas y maduras, así como las que están afectadas por cuperosis o capilares rotos. Ayuda a cicatrizar heridas y a acelerar el proceso de regeneración de los tejidos en pieles con cicatrices de operaciones o con señales que dejan los casos graves de acné, abcesos, etc. Su consistencia es espesa y al tacto resulta pegajoso, por lo que conviene mezclarlo con aceite de pepitas de uva o leche de almendras en una proporción de un 25% de este aceite portador y un 75% de aceite esencial. Es muy importante no utilizar nunca este aceite en personas alérgicas al trigo.

     * Aceite de primavera.  Se extrae de las semillas de las flores de primavera. Es rico en ácidos grasos polinsaturados, como por ejemplo, el ácido linoleico. Una de sus virtudes más conocidas es que disminuye la velocidad de coagulación sanguínea y regula los niveles de colesterol. Es muy eficaz para curar afecciones cutáneas de diverso tipo, incluso graves como la psoriasis o eccemas. Suele incluirse este aceite en la elaboración de las mezclas adecuadas para dar masajes a personas con problemas alérgicos.

     * Aceite de sésamo.  Muy ligero y penetrante, este aceite es ideal para dar masajes, y ello ayuda a que penetre en la piel el calcio que contiene.

     * Aceite de semillas de uva.  Su consistencia es sumamente fina, por lo que resulta muy fácil de extender, siendo por ello adecuado para el masaje y como aceite portador de uso general. No tiene un aroma peculiar, por lo que no modifica ni enmascara el de los aceites esenciales con los que se mezcla. Es muy adecuado para mezclar con los aceites aromáticos de nota alta. Su ligereza facilita la penetración de las esencias a través de la piel sin dejar residuos aceitosos. Es barato.

     * Aceite de yoyoba (jojoba).  Se trata de un aceite inoloro y su consistencia recuerda a la cera líquida. Tiene una gran estabilidad y puede conservarse en buenas condiciones durante un período de tiempo prolongado. Es apropiado para cualquier tipo de pieles, sobre todo para las de edad madura. La yoyoba es muy utilizada en geles y champús para el tratamiento del cabello seco o con caspa, y también se puede aplicar pura para masajes en el cuero cabelludo y en el pelo. Es el aceite portador con menos nivel de grasa, por lo que resulta una buena base para elaborar perfumes.

 

About these ads

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. La Dama de las Rosas
    jul 24, 2014 @ 23:42:50

    Muchísimas gracias por tu respuesta, Mariet.

    Me gustaría aprovechar para hacerte un par de preguntas más. Si, en principio, los aceites no tienen olor, debería escoger los aceites por sus propiedades. Si hago un jabón con aceite de primavera, ¿no olerá a nada más?

    Y otra cosa que me gustaría preguntar es si el aceite de coco que me rcomiendas en tu comentario es este tipo de aceite de coco: http://www.iherb.com/Cococare-100-Coconut-Oil-4-oz-110-g/49178#p=1&oos=0&disc=0&lc=es-MX&w=coconut%20oil&rc=2487&sr=null&ic=3

    Tengo entendido que hay varios tipos y no los entiendo my bien, discúlpame…

    Responder

    • Mariet
      ago 01, 2014 @ 19:42:54

      Hola, Dama de las Rosas

      Te respondo con gusto y en el mismo orden de tus preguntas.

      1- Siempre es aconsejable comprar el aceite en función de sus propiedades y que éstas satisfagan nuestras necesidades. No es lo mismo una piel grasa que una seca ni una grasa con acné que sin acné, por poner ejemplos.

      2- Todo dependerá de los ingredientes que uses al hacer jabón. Si lo haces sólo con aceite de onagra o primavera, el jabón tendrá ese ligero olorcillo. Si le añades además aceites esenciales y/u otros aceites vegetales, olerá distinto.

      3- No, no es a ese aceite de coco al que me refiero; ese indica que es puro y, por tanto, tiene olor. Sólo has de poner en tu buscador: “aceite de coco fraccionado” y te saldrá mucha información y sitios donde poder conseguirlo. Este es un ejemplo: http://www.cremas-caseras.es/aceites-vegetales/469-aceite-de-coco-fraccionado-triglicerido-caprilico.html

      Espero haberte aclarado las dudas…
      Un abrazo

      Responder

  2. La Dama de las Rosas
    jul 16, 2014 @ 21:10:44

    Hola! Me gustaria hacer mi propio aceite de rosas y, según he leído en tu post del aceite de rosas, tengo que elegir uno de estos para macerar los pétalos. Me gustaría que el aceite conservase lo más posible el olor de las rosas sin “contaminarse” de otros olores. ¿Cuál de estos aceites tiene menos olor por sí mismo? Gracias por la ayuda :)

    Responder

    • Mariet
      jul 23, 2014 @ 21:14:05

      Bienvenida, Dama de las rosas. Bello nombre el tuyo y muy apropiado para este tema.

      Por lo general, los aceites vegetales extraidos por primera presion en frio tienen color, sabor y olor. No obstante, existen aceites vegetales neutros como el de jojoba (llamado aceite aunque en realidad se trata de una cera liquida). También puedes optar por el aceite de coco fraccionado, al que se le ha eliminado previamente el olor; no confundir con el de coco refinado. Los aceites refinados o desodorizados carecen de olor, pero en ese proceso han sido sometidos a altas temperaturas que, indubitablemente, ha alterado la composición de los mismos. El aceite fraccionado también sufre alguna alteracion pero mas leve , ya que es sometido a bajas temperaturas, al contrario que los anteriores.

      Perdona las faltas de ortografía, pero no dispongo en un tiempo de mi pc y el dispositivo que estoy usando dispone de un teclado muy limitado.

      Espero haberte ayudado…

      Saludos
      Mariet

      Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Compartiendo Contigo

febrero 2011
L M X J V S D
    nov »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 65 seguidores

%d personas les gusta esto: